FEDALMA se suma al Día Internacional de la Mujer – 8 de marzo 2019

Se requiere una modificación legislativa en la regulación del permiso por lactancia y del riesgo por lactancia.

Con motivo del Día Internacional de la mujer 2019, el grupo de apoyo a la lactancia materna La mama d’Elx, que en la última edición del Congreso FEDALMA presentaron la Guía Jurídica de Lactancia [pdf], ha difundido su propuesta de Moción para modificar la regulación del permiso por lactancia y riesgo por lactancia.

El documento ha sido elaborado por un grupo de trabajo compuesto por madres y padres, juristas, abogados y miembros de la Universidad Miguel Hernandez de Elche.

FEDALMA se hace eco de esta iniciativa y manifiesta su apoyo a todo proyecto que de forma seria y comprometida trabaje para mejorar las condiciones laborales de las mujeres, y muy especialmente la de aquellas que se encuentren en periodo de maternidad y lactancia, así como la de sus parejas y corresponsables en la crianza de los hijos.

Esperamos que este documento pueda servir de base para una futura Iniciativa Legislativa Popular.

simbolo-mujer1

MOCIÓN PARA MODIFICAR LA REGULACIÓN DEL PERMISO POR LACTANCIA Y EL RIESGO POR LACTANCIA

Es necesario poner de manifiesto el gran problema de natalidad que sufre España por la carrera de obstáculos que supone para una persona la decisión de tener un hijo o hija. El INE en el informe de 2018 dio a conocer que se estaba produciendo el menor número de nacimientos en España desde que existen registros en 1941. Uno de los motivos por los que las mujeres no tienen hijos es por razones laborales y de conciliación. De no corregir esta tendencia este país tendrá un gravísimo problema de envejecimiento de la población en un corto espacio de tiempo.

Si partimos de la base de que, según ese mismo informe, el número de hijos/as por mujer es de 1.31, se comprenderá que el impacto económico por trabajadora en relación con el beneficio que supone es mínimo. Por todo ello comprendemos que es urgente habilitar instrumentos que favorezcan las condiciones óptimas para ayudar a que los perjuicios de esa carrera sean mínimos. Para ello se propone la modificación de la regulación normativa tanto del permiso por lactancia como del riesgo por lactancia.

Permiso por lactancia

Es necesario recordar que, en la Ley de 13 de marzo de 1900, de condiciones de trabajo de mujeres y niños, y el posterior reglamento de desarrollo del 13 de noviembre del mismo año ya reguló el permiso de lactancia retribuido, a disposición de la madre y mientras estuviera amamantando (sin límite), incluso el aumento de la hora de disfrute, esto sí sin retribuir.

Posteriormente, por decreto de 31 de marzo de 1944 (BOE 11 de abril de 1944), se recoge en el artículo 168 una redacción prácticamente idéntica a la ley de 1900 posibilitando a las mujeres “mientras tengas hijos en periodo de lactancia, tendrás derecho, siempre dentro de la jornada de trabajo, a una hora de descanso al día…Estos descansos serán utilizados por las madres cuando lo juzguen conveniente, sin más que comunicar al director o representante de la empresa, al entrar al trabajo, las horas que hubieran escogido…”.

A partir de esta fecha se ha producido un lento retroceso legislativo que no se ha detenido con la promulgación de la Constitución Española, el Estatuto de los Trabajadores o la Ley 39/1999 de Conciliación de la vida familiar y laboral.

El artículo 37.4 del Estatuto de los Trabajadores establece, a falta de modificación normativa, un permiso específico hasta los 9 meses del menor. Sería necesario que, en caso de lactancia materna, este periodo no tuviera duración máxima, aunque a partir de los 9 meses (o 12) en caso de seguir amamantando al/ a la menor, esta hora o fracción fuera retribuida y bonificada a la empresa como pago delegado (igual que en caso de incapacidad temporal).

Por todo ello es preciso la modificación normativa respecto al disfrute del periodo de lactancia.

Peticiones:

  1. Periodo de lactancia de, como mínimo 12 meses, y un periodo adicional y voluntario hasta que el/la menor siga lactando naturalmente.
  2. Que este periodo adicional se convierta en un pago delegado de la empresa, pero bonificado por la Seguridad Social, de forma similar a los pagos por IT.
  3. Que el tiempo de disfrute de una hora o dos fracciones siga siendo retribuida por la empresa y determinado por la madre dentro de la jornada de trabajo.
  4. Que la acumulación en jornadas completas prevista en el artículo 37.4 sea a simple petición del o la progenitora, sin necesidad de venir especificado por negociación colectiva ni acuerdo con el empresario. Es un derecho, sin más.
  5. Que se respete escrupulosamente los tiempos necesarios por la madre para la extracción de la leche, según su necesidad biológica, sin ningún tipo de restricción temporal.
  6. Que se proporcione por parte de la empresa un espacio para hacer posible la extracción y conservación en condiciones higiénicas y sanitarias adecuadas.

Riesgo por lactancia

La protección a la mujer trabajadora no debe limitarse al embarazo y después de este. El empresariado, en su potestad organizativa y el estado en su capacidad normativa, deben evitar las consecuencias físicas y psíquicas que medidas discriminatorias podrían tener en la salud de la trabajadora.

La ley 31/1995, de prevención de riesgos laborales en su artículo 26 señala que las empresas deben evaluar los riesgos, la determinación de la naturaleza, el grado y la duración de la exposición de las trabajadoras, y si los resultados de la evaluación revelasen un riesgo para la seguridad y la salud o una posible repercusión sobre el embarazo o la lactancia de las citadas trabajadoras, el empresario adoptará las medidas necesarias para evitar la exposición a dicho riesgo, a través de una adaptación de las condiciones o del tiempo de trabajo de la trabajadora afectada. Si esto no es posible, puede declararse el pase de la trabajadora afectada a la situación de suspensión del contrato.

Pero la realidad es que sólo a “golpe” de sentencia las mujeres están consiguiendo que se evalúe el riesgo, no solo por tóxicos u otros agentes evidentes, sino factores psicosociales como la sobrecarga de trabajo, la falta de espacio y tiempo para la extracción y las debidas condiciones higiénicas (Tripulante de cabina de pasajeros ST de 24 de abril de 2012) y, sobre todo, falta de alternativas por parte de la empresa.

Es necesario señalar que según la Directiva 2006/54/CE y Directiva 92/85/CEE el trato menos favorable a una trabajadora debido a su condición de mujer en periodo de lactancia constituye una discriminación directa por razón de sexo, de ahí que es necesario que se produzca la inversión de la carga de la prueba, es decir, que cuando la madre lactante aporta indicios de que el puesto no se ha evaluado correctamente, es la empleadora quien debe demostrar que el puesto no presenta riesgo para la madre y para el lactante; y por tanto, que no ha habido vulneración del principio de igualdad de trato. (Confirmado todo ello por la STJUE 19 septiembre 2018).

Problemas:

  • La decisión judicial es tardía y nunca será de posible reparación la obligación de modificar la alimentación del menor, o la expulsión de la mujer del mercado laboral.
  • Las desestimaciones no están siendo únicamente porque no se ha demostrado la existencia de riesgos específicos, sino por no existir evaluación o por ser incompletas por lo que además de vulneración del principio de igualdad de trato se produce también vulneración del derecho a la seguridad y salud en el trabajo.

Peticiones:

  1. Que la situación de riesgo por lactancia se amplíe hasta los 12 meses como mínimo o hasta que el menor esté lactando.
  2. Que se adopte un criterio no rigorista a la hora de analizar las condiciones que rodean al puesto de trabajo, es necesario un análisis del caso concreto priorizando el bienestar de la madre lactante.
  3. Que se aplique la normativa en cuando a la adaptación del puesto de trabajo favoreciendo la distribución de los tiempos de descanso a necesidad de la madre, y fijando una sala de lactancia en el centro de trabajo que de forma razonable pueda existir.
  4. En caso de no poder adaptarse el puesto y las condiciones de desarrollo de trabajo, que se cambie, de puesto de trabajo.
  5. Y si nada de lo anterior es posible que se facilite la suspensión de contrato por riesgo evaluando su situación individual y entendiendo el riesgo de forma genérica a todas las condiciones del puesto.

Semana Mundial Lactancia Materna 2018

WABA (Alianza Mundial pro Lactancia Materna), entidad que trabaja conjuntamente con OMS y UNICEF y coordina cada año la celebración de la Semana Mundial de la Lactancia Materna ha establecido el que será el lema de la Semana Mundial de Lactancia Materna 2018:

LOGO-SMLM-2018_400
Lactancia materna: fundamento de la vida

La SMLM 2018 se centrará, por tanto, en la lactancia materna como la base para una buena salud para toda la vida para bebés y mamás.

La lactancia previene el hambre y la malnutrición en todas sus formas y asegura la seguridad alimentaria para bebés, incluso en momentos de crisis.

Sin que suponga un coste familiar extra, la lactancia es una manera económica de alimentar a los bebés y favorece la reducción de la pobreza.

La nutrición, la seguridad alimentaria y la reducción de la pobreza son fundamentales para conseguir los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas.

objetivos smlm 2018 web

Los Objetivos de la SMLM 2018 se centran en la relación de la lactancia materna con la nutrición, la seguridad alimentaria y la reducción de la pobreza  y para ello es importante:

  • Informar a la población.
  • Anclar la lactancia materna dentro de diferentes agendas políticas (salud,  sostenibilidad, …)
  • Promover el trabajo conjunto y en red de personas individuales y organizaciones.
  • Desarrollar estrategias de difusión y apoyo a la lactancia materna.

Todos tenemos un papel importante para asegurar el crecimiento, el desarrollo y la supervivencia de los niños alrededor del mundo.

Para más información sobre la SMLM 2018: http://worldbreastfeedingweek.org

Semana Mundial Lactancia Materna 2018: Manifiesto

Desde FEDALMA y desde todo el movimiento social a favor de la lactancia materna,

Reconocemos:

  • Que la lactancia materna es un Derecho de todas las familias.
  • Que el apoyo a las familias que amamantan pasa por una buena información, una buena atención sanitaria, el respeto social, medidas de conciliación familiar y laboral adecuadas y también por la implicación de todos sus miembros y de la comunidad.
  • Que las asociaciones y grupos de apoyo a la lactancia están formados por madres con experiencia propia de amamantar y formación adecuada, que ofrecen servicios de apoyo “madre a madre”, forma de apoyo comunitario basado en el voluntariado social y al alcance de todas las familias, que ha demostrado ser una herramienta eficaz de ayuda a las mujeres que amamantan.

Tenemos en cuenta:

Que la lactancia materna no es un asunto solo de las madres, sino responsabilidad de toda la sociedad, por lo que deben abrirse oportunidades reales para que todas las madres puedan amamantar.

Que la eliminación de barreras que a menudo enfrentan las madres requiere que todos comprendamos la importancia de la lactancia materna y trabajemos para promover culturas de protección y apoyo.

Que debemos conjugar esfuerzos para proteger los derechos de las madres a amamantar y los derechos de los niños y niñas a recibir lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida y alimentación complementaria adecuada mientras continúa la lactancia materna durante dos años o más.

Por todo ello creemos necesario:

Que los distintos sectores asuman sus responsabilidades: los gobiernos, los sistemas de salud, las empresas, las familias y las comunidades.

Y por lo tanto, pedimos:

  1. Que los organismos pertinentes realicen periódicamente investigaciones para determinar es estado actual del inicio y prevalencia de la lactancia materna en nuestro país y los mismos se recojan y PRESENTEN oficialmente.
  2. Que se INFORME a toda la ciudadanía del la situación actual de la lactancia y de las medidas adoptadas para apoyarla.
  3. Que se IMPULSE que se incluya la lactancia materna en todos los temarios de estudios relacionados con la salud materno infantil, los hábitos saludables de alimentación y la seguridad alimentaria.
  4. Que organizaciones, individuos y organismos públicos TRABAJEN para proteger, promover y apoyar la lactancia materna, con financiación suficiente para programas y servicios de atención adecuados.

Feliz Semana Mundial 2018!!!

Así ha sido el XV Congreso Fedalma

foto grupo congreso fedalma 2018

Los pasados 13 y 14 de abril 2018, en Priego de Córdoba (Córdoba), tuvo lugar el XV Congreso FEDALMA de grupos de apoyo a la lactancia materna, bajo el lema “Lactancia y conciliación: hagamos que sea posible“, siendo LACTANCIA PRIEGO MEJOR MAMAR el grupo anfitrión del evento.

Más de un centenar de congresistas, procedentes de todo el territorio se reunieron para informarse y debatir sobre lactancia materna y tambien sobre como concliliar la vida personal y laboral, sobretodo en los primeros meses después de la maternidad.

Sigue las noticias del congreso, galerías de fotos, entrevistas y mucho más en la página del Congreso 2018.

Semana Mundial Lactancia Materna 2017

imagen smlm 2017 paho

WABA (Alianza Mundial pro Lactancia Materna), entidad que trabaja conjuntamente con OMS y UNICEF y coordina cada año la celebración de la Semana Mundial de la Lactancia Materna, ha hecho público el que será el lema de la Semana Mundial de Lactancia Materna 2017: «Sosteniendo la Lactancia Materna Unidos«. 

Las actividades entorno a la Semana Mundial tendrán lugar a principios de octubre.

Se trata por tanto de destacar las oportunidades para la acción conjunta, que lleve a construir alianzas para proteger la lactancia materna, por el bien común y sin conflictos de interés:

LOGO SMLM 2017 mini

«Hablamos de priorizar el fortalecimiento de la acción conjunta con los gobiernos. Hablamos de alianzas sin participación de las corporaciones de alimentos infantiles porque es legítimo que las corporaciones tengan intereses privados de ganancias y beneficios; para ello fueron creadas. Pero toca al Estado, sus instituciones y ONGs defender el interés público y el derecho a amamantar, con políticas y programas bien estructurados, eficientes y adecuadamente financiados y evaluados. Hablamos de alianzas que priorizan la acción conjunta con los movimientos sociales y otras organizaciones o grupos que luchan por el bien común. Hablamos de alianzas que vigilarán activamente que las corporaciones de alimentos infantiles nunca antepongan sus intereses a la salud y bienestar de la población. Cada alianza debe tener claras salvaguardas para prevenir y evitar posibles conflictos de interés».

La lactancia materna no es un asunto solo de la madre. Es responsabilidad de toda la sociedad. Deben abrirse oportunidades reales para que todas las madres puedan amamantar. Esto requiere que los distintos sectores asuman sus responsabilidades: los gobiernos, sistemas de salud, empresas, familias y comunidades.

La eliminación de las barreras que a menudo enfrentan las madres requiere que todos comprendamos la importancia de la lactancia materna y trabajemos para promover culturas de protección y apoyo.

Debemos conjugar esfuerzos para proteger los derechos de las madres a amamantar y los derechos de los niños y niñas a recibir lactancia materna exclusiva durante los primeros seis meses de vida y alimentación complementaria adecuada mientras continúa la lactancia materna durante dos años o más.

ONU-Naciones-Unidas mini

«La lactancia materna es un derecho humano, tanto de la madre como del niño y niña. Las mujeres tienen derecho a recibir información precisa e imparcial para poder tomar una decisión informada sobre la lactancia materna. También tienen derecho a servicios de salud de calidad, que incluyan servicios de salud sexual y reproductiva y servicios de salud materna. Y tienen también derecho a una protección adecuada de la maternidad en los lugares de trabajo, y a entornos amigables y condiciones apropiadas en los espacios públicos para amamantar, elementos cruciales para una práctica exitosa de la lactancia materna».

Declaración conjunta de los Relatores Especiales de Naciones Unidas sobre el Derecho a la Alimentación, el Derecho a la Salud, el Grupo sobre Discriminación contra las Mujeres en la legislación y en la práctica, y el Comité sobre los Derechos del Niño.

los gobiernos - smlm 2017 paho

Todos los gobiernos han acordado priorizar el objetivo de la Asamblea Mundia de la Salud de aumentar las tasas de lactancia materna exclusiva durante los primeros 6 meses de vida en al menos un 50% para el año 2025.

Para ello hay que financiar adecuadamente programas de apoyo a la lactancia materna. Es urgente que las agencias de cooperación y de finanzas públicas concreten la financiación requerida evitando cualquier conflicto de interés y prioricen esta política pública de inmediato.

El Estado debe consolidar los mecanismos que le permitan cumplir con su responsabilidad de proteger, promover y apoyar la lactancia materna.

El fortalecimiento de las políticas y programas y la participación de los diversos sectores es clave para que los países enfrenten los vacíos y logren contrarrestar los obstáculos que enfrenta la lactancia materna y la adecuada e inocua alimentación complementaria.

los trabajadores de la salud - smlm 2017 paho

Las instituciones de salud y su personal necesitan desarrollar políticas, programas, protocolos y rutinas que garanticen la protección, promoción y apoyo a la lactancia materna y protejan la salud pública sobre cualquier interés privado o particular.

Deben brindar información veraz que ayude a las madres a tomar decisiones informadas sobre la alimentación de sus hijos e hijas y deben ofrecer consejería profesional oportuna.

La Iniciativa para la Humanización de la Atención al Nacimiento y la Lactancia, y el cumplimiento de los pasos que la conforman según se trate de Hospitales, Centros de Salud o Unidades Neonatales, debe fortalecerse y extenderse incluyendo la colaboración con la comunidad.

Así mismo, son clave las prácticas respetuosas de atención del embarazo, parto y post parto.

los empleadores - smlm 2017 paho

El sector empresarial tiene un rol central en la protección de la maternidad ya que debe asumir plenamente su responsabilidad de cumplir las leyes, normas y políticas relacionadas.

El estado debe garantizar que ésto se cumpla y se extienda a los sectores no formales.

Las empresas deben asegurar las no discriminación, cumplir con las licencias y periodos para la lactancia durante la jornada laboral, garantizar condiciones adecuadas para la extracción y almacenamiento de la leche materna, entre otros requerimientos básicos de la ley.

Las empresas deben adoptar políticas que faciliten horarios, lugares y tareas que apoyen el apego de la madre con sus hijos e hijas, desarrollando prácticas amigables con las madres y las familias, que también pueden incluir al público que atienden, abriendo salas de lactancia, extendiendo licencias más largas para los padres, parejas y cuidadores, y en definitiva que ayuden a que la lactancia sea asumida como la norma social y cultural.

la comunidad - smlm 2017 paho

El apoyo a la lactancia materna y a la alimentación complementaria adecuada son cruciales.

La evidencia indica que la consejería de pares y los grupos de apoyo a la madre mejoran las prácticas de alimentación infantil y ayudan a sus sostenibilidad.

Es clave involucrar a la comunidad y que los gobiernos e instituciones locales promuevan los grupos de apoyo.

También es importante que se logre respetar el derecho de las madres a amamantar cuando quieran, como quieran y dónde quieran.

las familias - smlm 2017 paho

El apoyo de la pareja y el resto de la familia y amistades juega un rol fundamental en el éxito de la lactancia materna.

Cuando una madre se siente apoyada es más probable que se sienta segura de sí misma y amamante con éxito.

El apoyo puede ser práctico, relevándola de tener que realizar labores domésticas o cuidar niños, niñas, personas mayores adultas o enfermas.

También puede ser emocional, con empatía y comprensión, ofreciendo información correcta, buscando soluciones a los problemas, angustias o miedos.

codigo oms 2017 mini

Las corporaciones de alimentos infantiles deben cumplir con la legislación nacional y estándares de comercialización y mercadeo de la AMS definidos en el Código Internacional y Resoluciones posteriores.

También deben garantizar una buena protección de la maternidad de sus empleadas.

El Estado debe asegurar que las empresas cumplan rigurosamente.

Las empresas y sus organizaciones o fundaciones afines no deben asociarse de ninguna manera, directa o indirecta, con el personal de salud, hospitales, servicios o instituciones gubernamentales responsables de la salud, asociaciones profesionales, madres y familias.

Tampoco deben ofrecer patrocinio, apoyo a la investigación, regalos, becas, premios y similares, capacitación o educación sobre alimentación infantil.

Ese no es en absoluto su rol.

Existe entonces, una imperativa necesidad de que estas corporaciones rindan cuentas de sus actuaciones y dejen de violar el Código Internacional y las leyes relevantes nacionales.

VII Concurso de carteles “Congresos FEDALMA pro lactancia materna”

FEDALMA (Federación española de asociaciones y grupos pro lactancia materna) convoca una nueva edición de su Concurso anual de carteles.

imagen concurso-carteles-congreso 2018

El cartel ganador será la imagen del Congreso FEDALMA a celebrar el año siguiente a la convocatoria.

En el 2018 el grupo anfitrión del Congreso será LACTANCIA PRIEGO MEJOR MAMAR de Priego (Córdoba) y el lema elegido para el XV Congreso FEDALMA es “Lactancia y conciliación, hagamos que sea posible”.

Imprimir

 

 Vivimos en un país en que la conciliación laboral no existe, si, nos han leído bien NO EXISTE, y ya ni digamos ¡si eres Autónoma o Autónomo!

Hoy tanto hombres como mujeres trabajan fuera de casa (y dentro), cuando una familia decide tener un bebé y amamantarlo, la reincorporación al trabajo es el segundo motivo que más preocupación causa junto a lo de si la madre «tendrá suficiente leche”.

A pesar de la pronta reincorporación, a pesar del poco tiempo de baja maternal y paternal, las mujeres siguen amamantando y trabajando. Heroínas cargadas de sacaleches y neveras con hielo. No hay descanso, porque muchas no tienen un tiempo extra para extraer la leche. Lo hacen en el tiempo destinado para su descanso.

¿Cómo se cambia esto?

Se cambia estando unidos, siendo conscientes de que el cambio urge. Necesitamos sanitarios, maestros, políticos, empresarios, jueces , abogados … Familias que apoyen y fomenten la lactancia materna. Estamos privando a nuestros hijos, el futuro de nuestro país, a su derecho de ser amamantados. Hagámoslo por nuestros/as hijos /as, nietos/as, sobrinas/os…

¡HAGÁMOSLO POR EL FUTURO!.

LACTANCIA Y CONCILIACIÓN, HAGÁMOS QUE SEA POSIBLE

BASES DEL CONCURSO “CARTEL DEL XV CONGRESO FEDALMA 2018”

  1. Podrán participar todas las personas que lo deseen, sin limitación alguna, individualmente o de forma conjunta.
  2. Las obras han de cumplir los siguientes requisitos en presentación y formato:
  3. Las obras han de ser de creación propia, original e inédita, realizada en cualquier técnica.
  4. Cada participante podrá presentar solamente una obra.
  5. Se aceptará únicamente fotocopia a color o impresión, nunca el original. Deberá enviarse una copia impresa, presentada sobre soporte rígido para su exposición, y además una copia digital con buena calidad (cd, usb pendrive, etc).
  6. El cartel presentado debe contener solo la ilustración, sin ningún tipo de texto.
  7. Medidas de la ilustración: 297 mm de ancho por 420 mm de alto. La ilustración debe ir en posición vertical.
  8. Las obras no podrán llevar el nombre del autor de manera visible y se presentarán en sobre, sin firma ni nombre. En su interior se incluirá otro sobre con los datos personales: nombre, edad, dirección completa, teléfono y dirección de correo electrónico.
  9. Las obras deberán ser enviadas por correo al Apartado de Correos 27347 08020 Barcelona haciendo constar en el sobre “Concurso Cartel XV Congreso FEDALMA”.
  10. El plazo de recepción finalizará 31 de agosto de 2017. No se aceptarán aquellas obras que lleven el matasellos de correos con fecha posterior.
  11. El original se solicitará únicamente al ganador. Los concursantes se responsabilizan totalmente de que no existan derechos a terceros en las obras presentadas, así como de toda reclamación que pueda interponerse por derechos de imagen o análogos.
  12. La dotación económica para el autor del cartel que resulte ganador será de 500 €. El importe de la dotación económica está sujeto a los impuestos o retenciones vigentes según Ley, excepto de exención concedida por el órgano competente de la Administración Tributaria.
  13. La organización se reserva el Derecho a otorgar, si lo estima oportuno, un segundo premio al cartel finalista. Si fuera otorgado, la dotación económica para el autor del cartel finalista sería de 250 €. El importe de esta dotación económica está sujeto a los impuestos o retenciones vigentes según Ley, excepto de exención concedida por el órgano competente de la Administración Tributaria.
  14. La imagen del cartel finalista podrá ser usada por FEDALMA para difusión de proyectos propios (cursos u otras actividades).
  15. El jurado estará compuesto por miembros de la organización del congreso y especialistas en diseño.
  16. El jurado podrá declarar el premio desierto y resolver todos los aspectos no previstos en estas bases.
  17. El veredicto se dará a conocer antes del 30 de noviembre 2017 a través de la página web de FEDALMA y se comunicará personalmente al ganador.
  18. La organización no devolverá las copias impresas o digitales presentadas por los concursantes. Dichas copias podrán ser expuestas en los congresos de FEDALMA y en exposiciones de promoción de la lactancia materna de sus miembros u otras actividades a favor de la lactancia materna sin ánimo de lucro.

Entrevista a José María Paricio. Pediatra y escritor

José María Paricio participa en el XIV Congreso FEDALMA 2017 en dos mesas redondas: Comunicación profesional, también en lactancia, con la ponencia «Ética vs publicidad agresiva en lactancia» y en Referentes en e-Lactancia, con la ponencia «Desde la ciencia: e-lactancia rigor científico».

jose maria paricio

“Mientras persistamos sólo en convencer de las bondades “científicas” de la lactancia y no sepamos vender su belleza y naturalidad no iremos mucho más lejos de lo que hemos llegado.”

Ha trabajado como pediatra durante 40 años, 20 de los cuales como jefe de Pediatría en el Hospital Marina Alta en Denia, años en los que se gestaron varios aspectos importantes en torno a la lactancia: aprender lactancia, conseguir en 1989 la primera acreditación IHAN de la Comunidad Valenciana, crear un concurso fotográfico anual de Lactancia materna que a día de hoy ha alcanzado más de 20 ediciones, gestar las páginas web www.e-lactancia.org de compatibilidad de medicamentos, otras sustancias y enfermedades con la lactancia y www.telasmos.org de divulgación de la cultura y el arte en torno a la lactancia. También como pediatra de transporte neonatal y como director de un hospital y ahora hace 1 mes que está jubilado de todo menos para la lactancia, que define como “es un júbilo en sí misma”. Ha fundado una asociación para la promoción e investigación y cultura de la lactancia http://apilam.org con su blog de difusión http://apilamblog.blogspot.com.es. Autor de un libro: “Tú eres la mejor madre del mundo. La crianza en los tres primeros años”. Padre de tres hijos y dos nietas. Y acaba diciendo: “personalmente no me acabo de creer la suerte que he tenido”.

Entrevista

José María , ¿en qué momento se despierta tu interés por la lactancia?

Mi primer contacto con la lactancia ocurre cuando mi mujer amamanta a nuestros tres hijos. Esto ocurre en un momento, finales de los 70, en que pocas mujeres amamantaban y no había referencias familiares ni de amistades. Además yo venía de acabar Medicina y no tenía ni idea de lactancia. Y cuando digo ni idea es exactamente así: ni idea. Observé fundamentalmente lo bonito que era, también que podíamos ir de viaje y de camping sin ningún problema, Christine lo llevaba todo en ella y yo la veía muy guapa y orgullosa de ella misma. Es cierto que nuestros hijos no padecieron ninguna enfermedad los primeros meses de su vida, pero eso no me llamó la atención; como digo, la lactancia me entró por la estética.

Posteriormente haciendo la residencia de Pediatría en el Hospital La Fe de Valencia, nadie nos hablaba de lactancia salvo una Pediatra, la Dra. Ana Muñoz que se paraba a hablar con las mujeres en la maternidad y si estabas atento podías aprender mucho con ella. Aprender, por ejemplo, algo tan obvio como que la lactancia es importante para muchas mujeres.

Posteriormente, a los pocos años de profesión constaté que los bebés amamantados enfermaban mucho menos que los no amamantados. Y era muy evidente y muy sorprendente. Lo que yo veía en el día a día estaba publicado en multitud de artículos de revistas científicas. Y en la facultad de Medicina habían omitido ese dato (eso sí, me hicieron aprender de memoria cuantas micras mide exactamente cada virus y bacteria existente, cosa que nunca me ha servido para nada).

Todo ello me hizo leer cada vez más publicaciones que tuviesen que ver con la lactancia y vi que era todo un mundo valiosísimo y que ni yo ni mis compañeros estábamos preparados para ayudar a una mujer que tuviese un problema concreto de lactancia. Y junto a mis compañeros del Hospital Marina Alta de Denia, a mediados de los 90, decidimos aprender lactancia. Más vale tarde que nunca.

Trabajas desde hace tiempo protegiendo, promoviendo y ayudando a la lactancia materna, preservando los pilares de la Declaración de Innocenti, del Plan Estratégico Europeo que se elaboró ahora hace más de 10 años, por tanto podríamos decir que eres un padre de la lactancia para muchas de nosotras. Y durante todo ese bagaje que has ido atesorando y difundiendo conocimiento. Cómo crees que han cambiado las cosas en todo ese tiempo? Cuales te han sorprendido positivamente y cuales negativamente?

Han cambiado, desde luego. A principios de los 90 no había ninguna infraestructura oficial que sostuviese la lactancia y a excepción de grupos de apoyo a la lactancia pioneros como Vía Láctea (1985) y 3 o 4 más el tema de la lactancia era un desierto entre la población civil y entre los profesionales de la salud. Te invitaban a dar una charla y no era infrecuente que acabases dándosela a quien te había invitado y, con suerte a dos o tres más.

Poco a poco crecieron los grupos de apoyo hasta llegar a ser unos 500 en todo el Estado y las charlas y cursos tenían muy buena acogida y asistencia. Pero no venían los profesionales, en especial médicos, pediatras y ginecólogos.

Ha habido iniciativas y profesionales estupendos, la IHAN, el servicio de neonatología del 12 de octubre, el comité de lactancia de la AEP, congresos de lactancia, el curso de Teruel para residentes, la cada vez mejor formación de pregrado y postgrado de matronas y enfermeras y cada vez hay más profesionales que comprenden el interés y la formación de la que adolecen. Pero la enseñanza oficial de la Medicina, la Universidad y los planes MIR han sido insensibles al fenómeno de la lactancia, no comprendiendo su importancia y la Asociación Española de Pediatría, pese a mantener un estupendo comité de Lactancia Materna que le lava la cara, es claramente indiferente, por no decir hostil, a la nutrición mediante leche materna, posiblemente por mantener un grave conflicto de intereses con las multinacionales que fabrican fórmulas de sucedáneos de leche materna. Es un muy mal ejemplo para jóvenes pediatras que se traducirá en más años de espera a normalizar una situación que dista de ser ética.

Bueno y por lo de padre, muchas gracias, pero lo que hay son madres, muchas madres de la lactancia; los padres miramos, si no somos tontos, apoyamos y, si espabilamos, aprendemos.

En la primera ponencia del Congreso nos vas a ilustrar en cuestiones de ética versus la publicidad agresiva en lactancia, publicidad que en muchos aspectos elude el código, la ética… No tienes la sensación que los temas de lactancia materna y salud se toman con desconsideración y desatención ante la sociedad?

La publicidad cambia voluntades y eso, sobre todo, los enemigos de la lactancia materna que son, entre otros, los fabricantes de fórmulas que intentar remedar y competir con la leche materna, lo saben muy bien y es por eso que contratan a los mejores publicistas del mundo para lograr convencernos de las bondades de sus productos para que los consumamos en detrimento de la lactancia materna. Saben cómo menoscabar el activo más valioso de la lactancia que es la autoconfianza de la propia mujer. Por eso no escatiman en prácticas que incumplen o sortean el Código y que carecen de toda ética. Manipulan la opinión pública, los gobiernos, ministerios y consejerías (son famosos sus patrocinios a campañas de estilos de vida saludable que los convierte en lobos disfrazados de corderos) y compran las voluntades de profesionales a nivel individual y de sociedades profesionales. Contaminan las redes sociales de forma sibilina y, lo que quizás es peor, la investigación.

La sociedad civil sólo ha reaccionado a través de los grupos de apoyo a la lactancia. Veremos en el congreso cómo es muy tímida e insuficiente la reacción de gobiernos, ministerios y consejerías y cómo cometen errores de bulto; cómo los medios de comunicación no reflejan la lactancia como lo natural, cuán pocas empresas utilizan la lactancia como gancho para publicitar sus productos… En fin, que sabiendo lo que sabemos, seguimos instaurados en una cultura masiva de biberón. Algo muy grande se está haciendo demasiado mal. Mientras persistamos sólo en convencer de las bondades “científicas” de la lactancia y no sepamos vender su belleza y naturalidad no iremos mucho más lejos de lo que hemos llegado.

El pasado mes, el Parlament de Catalunya aprobó la Resolución sobre lactancia materna. Con la intención de crear un Comité de Lactancia que esté formado por miembros de los departamentos implicados, entidades y profesionales del sector… Si fueras el responsable de buscar a esos miembros que lo formaran, quien crees que deberían estar en él? Seria interesante que existiera un comité ético que velara su integridad?

Creo que sería conveniente que hubiese al menos un representante de los siguientes departamentos, entidades y asociaciones, todos con trayectoria conocida de implicación o interés en la lactancia. Uno por la comisión de salud del Parlament, varios por la Consejería o Departamento de Sanidad: Salud Pública, Dirección de Asistencia Sanitaria (Hospitales y Atención Primaria), Dirección recursos humanos y económicos, Servicio de Docencia y Servicio de programas informáticos; representación de la Consejería o Departamento de Educación; Asociación de empresarios, Asociación de Prensa y Medios de comunicación, Asociación de Matronas, Asociación de Enfermeras, Asociación de Pediatras, Asociación de Obstetras, Asociación de Médicos de Familia, la IHAN y entre 4 y 6 representantes de los distintos grupos y asociaciones acreditadas de promoción y apoyo a la Lactancia/Crianza. Podría ser interesante que al menos uno de los componentes tuviese un máster en Bioética.

Eres un gran referente en lactancia. Vuestra web e-lactancia forma parte del vademécum de lactancia (lo llevamos siempre encima) de muchos profesionales, asesoras, madres… Vamos que no hay más que decir que lo dice e-lactancia y no hay discusión alguna … Cuántas visitas recibe en un día e-lactancia? Cuántas revisiones se hacen al año? Cuántos profesionales están detrás de ella?

En el momento actual entre visitas en español y en inglés, recibimos una media de 16.600 visitas diarias de todo el mundo, tanto de madres como de profesionales. Los 10 países de donde provienen más visitas son por este orden España, México, Argentina, Chile, Colombia, USA, Grecia, Perú, Rusia y Portugal.

Las actualizaciones son prácticamente diarias. Manejamos cerca de 1.800 fichas diferentes de medicamentos, enfermedades y otras sustancias. El objetivo es que cada producto esté actualizado con al menos una vigencia de 5 años. Actualizamos por orden de frecuencia de consulta, a petición de personas que tienen interés en algo concreto y según alertas de una nueva publicación que puede modificar el nivel de riesgo atribuido hasta ahora.

Mantenemos e-lactancia 4 pediatras, un informático y una responsable de comunicación y patrocinio. Actualizamos, contestamos consultas por correo electrónico todos los días, traducimos, difundimos y tratamos de financiar el proyecto. Estamos valorando incorporar nuevos miembros al equipo que sean médicos o farmacéuticos.

Explícanos por qué os habéis decidido uniros al tema del mecenazgo con https://www.teaming.net/e-lactancia, últimamente tan en boga, sé que en algunos proyectos este tipo de gestión obtiene grandes beneficios… Exclusivamente es una cuestión económica o existen otros factores?

Bueno, en principio es una cuestión económica. APILAM (Asociación para la Promoción e Investigación científico-cultural de la Lactancia Materna) es una asociación sin ánimo de lucro, con gastos fijos derivados de nuestra actividad: pago de servidores informáticos, pago a informáticos, suscripción a páginas web y compra de libros y revistas científicas de interés para la actividad, puesta al día de conocimientos y habilidades de sus componentes mediante asistencia a talleres, cursos, congresos, etc.

Las instituciones públicas, Ministerio y Consejerías de Sanidad se han mostrado receptivas pero, con tanto revuelo político y tanto robo institucional y tanta crisis, han sido hasta ahora incapaces de financiar nuestro proyecto pese a estar avalados por instituciones sanitarias muy importantes como puede verse en la página principal de www.e-lactancia.org. Invertir en lactancia es invertir en la salud de las mujeres y sus hijos; por ende, de la sociedad entera. Es realmente una cuestión de Salud Pública.

Teaming nos ha parecido una plataforma ideal por su característica de micro-mecenazgo que te permite ser independiente de intereses comerciales y otros. Pero es que además hemos visto que es una plataforma que fomenta la solidaridad con buenas causas entrando en red y comunicando a unos proyectos solidarios con otros y, por su carácter “micro” permite participar a toda persona agradecida, no sólo a grandes mecenas de los que no sabes a veces bien en qué andan metidos y si un día tendrás que rendirles algún tipo de pleitesía.

Acabamos de empezar con https://www.teaming.net/e-lactancia, y los resultados iniciales son prometedores, tanto que nos planteamos crear otro grupo para poder retomar y renovar la página www.telasmos.org, museo virtual de la cultura y arte de la lactancia que en estos momentos está tecnológicamente desfasada.

Para garantizar la continuidad del proyecto e-lactancia necesitamos fondos, y la solidaridad de las personas que lo utilizan resultan indispensables.

Entrevista a Ana Pacheco, asesora de lactancia, madre y abogada

ana pachecoAna Pacheco participa en el XIV Congreso FEDALMA 2017 en la mesa redonda Atención centrada en la persona, también en lactancia.

“La madre lactante no es un estorbo en la sociedad ni un problema. Sino que contribuye a mejorar la salud de los niños y a fomentar personas más sanas y felices”

Ana Pacheco es madre de 4 hijos, presidenta de la Asociación do de Pit (Tarragona); abogada especialista en derecho de familia, derecho laboral y extranjería. Miembro del Comité de lactancia del hospital Joan XXIII y profesora en cursos de lactancia organizados por el mismo centro.

Entrevista

Ana, no sé cómo te sentirás en la mesa donde te henos colocado. Es una mesa centrada en la mujer lactante, en sus derechos como persona cuando se relaciona con el sistema sanitario. ¿La ley ampara ese derecho a ser quien tome las riendas de tu salud siendo una madre lactante?
«En el ejercicio de su profesión el médico respetará las decisiones de sus pacientes y se abstendrá de imponerles las propias» (Art. 8.1 del Código de Ética y Deontología Médica de la Organización Médica Colegial). A partir de ahí… queda mucho camino por recorrer muchas veces. Debería apoyarse la decisión de la madre que decide amamantar a su hijo todo el tiempo que ella y su hijo considere. Y eso es muy difícil en nuestro país porque la madre acaba siendo un problema para el empresario, un problema a veces social y en otros ámbitos sociales, como en el sistema educativo. Me refiero a profesores que juzgan a las madres que lactan a sus hijos mayores, por ejemplo. O a las guarderías que ponen pegas si llevas la leche materna para que se la den allí. O por qué los informes médicos de los pediatras no son contundentes y decisivos a la hora de valorar dar una custodia a una madre que lacta.

Así que en esta mesa me siento dichosa al poder poner voz a un problema existente y es que se valora poco la opinión de la mujer que opta por amamantar.

Con vuestra mesa, dedicada a todas esas madres que acuden al grupo de lactancia buscando apoyo a continuar su amamantamiento, con el especialista en su contra (aquella frase de “para que te paute la medicación que necesitas tienes que destetar”), pretendemos contribuir al empoderamiento. ¿Qué podrías aportar desde tu campo de conocimiento? ¿Y desde tu labor de voluntariado en los grupos?
Que la toma de conciencia del poder que individual y colectivamente ostentan las mujeres tiene que ver con la recuperación de la propia dignidad de las mujeres como madres. Debemos hacernos fuertes y reivindicar que la lactancia es una etapa corta en la vida de una persona, de la madre y el niño. Que no debe paralizar nada. Que se nos asegure una vuelta a nuestro trabajo sin ningún tipo de penalización. Que no se nos vea como seres extraños si en la empresa nos sacamos la leche durante la jornada laboral. Que se valore que amamantar es invertir en salud física y emocional tanto para la madre como para el hijo. En fin… esa es mi gran lucha y lo que machaco siempre allá por donde voy.

En los grupos de apoyo hacemos nuestra aportación en cuanto a la lactancia; pero en tu caso, siendo abogada, ¿das mucho apoyo en temas “legales” (pues son temas que salen a menudo en las reuniones)?
Me encuentro en las separaciones y divorcios auténticos dramas. Los jueces no entienden de lactancia. No hacen caso de los informes que aportamos de los pediatras. Los pediatras tampoco quieren hacer muchas veces ese informe porque les supone trabajo extra y se creen que les puede perjudicar y que les van a molestar en los juzgados (declaraciones como peritos, etc). Nadie vela por los derechos del niño lactante. Es una pena. En Tarragona, yo he ido casi juzgado por juzgado hablando personalmente con juezas/jueces de la importancia de la lactancia, de la no separación del niño de la madre por tiempos prolongados. Trato de concienciar a los progenitores de que sean flexibles con las visitas, que respeten ese espacio natural del niño. A veces, lo consigo. Otras, me encuentro con la barrera del egoísmo y ahí hay poco que hacer. Custodias compartidas con bebés de 8 meses…. Es una aberración.

Desde tu experiencia profesional y de voluntariado: ¿Son las condiciones laborales las que impiden una lactancia mejor, o si la lactancia aumentara mejorarían nuestras condiciones laborales?
El rol de madre siempre es afectado por el compromiso laboral. Una madre que trabaja necesita que sus días sean más largos y que de alguna manera la vida le facilite dos de sus principales roles: el de madre y el de profesional.

El alimento exclusivo del bebé durante sus primeros meses de vida debe ser la leche materna, sin embargo, muchas madres se ven obligadas a abandonar este proceso antes que se cumpla el período exclusivo de los seis meses debido a sus compromisos laborales. Se calcula que al menos 46% de madres tan solo en España, han abandonado la lactancia antes de que su bebé alcance esta etapa, de las cuales el 62% se excusa en el trabajo. más del 30% no se siente satisfecha con el trato recibido en su ambiente laboral como producto de la alteración en sus horarios de trabajo y otros beneficios recibidos por maternidad.

Por tanto, el trabajo dificulta la lactancia. Hacen falta políticas de conciliación de la vida laboral con la lactancia. Se debería proteger a la madre y al niño, al menos durante los 2 primeros años. EL Estado debería beneficiar a las empresas que fomentasen la crianza y un tipo de alimentación natural. No es una utopía. Pero hay muchos intereses en juego que hacen entorpecer el camino hacia la conciliación. Ya se está hablando de los horarios racionales porque se están dando cuenta que nos encaminamos a una sociedad cada vez más aislada y más estresada. Potenciar la lactancia y la crianza en los primeros años de vida, ayudaría mucho a una mejor integración de las madres en el retorno a la vida laboral.

Danos un adelanto sobre qué transmitirás en tu charla a todas las que nos acompañen en el XIV Congreso FEDALMA. ¿Qué etiqueta te gustaría que rompiésemos en primer lugar?
Que la madre lactante no es un estorbo en la sociedad ni un problema. Sino que contribuye a mejorar la salud de los niños y a fomentar personas más sanas y felices.

Muchas gracias, Ana, por tu entusiasmo.

Entrevista a Fátima Camba, neonatóloga en el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona y formadora NIDCAP (Newborn Individualized Developmental Care and Assessment Progam)

fatima cambaFátima Camba participa en el XIV Congreso FEDALMA 2017 con la conferencia “La Ciencia del vínculo. NIDCAP”.

“El apego seguro posibilita un mejor desempeño cognitivo y emocional a lo largo de toda la vida”

Fátima Camba es licenciada en Medicina y Cirugía por la Universidad de Santiago de Compostela, especialista en Pediatría y sus áreas específicas, y adjunta del Servicio de neonatología en el Hospital Universitari Vall d’Hebron desde el 2007. Allí se ha formado como entrenadora NIDCAP, en uno de los hospitales pioneros en este tema en España (Los dos únicos centros de formación NIDCAP en España son el del Hospital 12 de octubre y el de Vall d’Hebron). Ha participado como docente en numerosas formaciones sobre cuidados centrados en el desarrollo y en la familia del niño prematuro o enfermo.

Fátima, ¿qué es el NIDCAP del que hablarás en tu conferencia?
NIDCAP es un modelo de cuidados centrados en el desarrollo, que a través de la observación de la conducta de cada recién nacido permite establecer unas recomendaciones sobre su cuidado, intentando fomentar las capacidades del niño y evitar los aspectos que le generan estrés, con la finalidad de ayudarle en su desarrollo. Algunos de sus aspectos importantes son:

  • La atención individualizada, considerando que cada niño es un ser único, con sus propias capacidades y vulnerabilidades, y que el cuidador ha de adaptarse a las necesidades del niño para favorecer su desarrollo.
  • La participación de la familia como principal cuidador de su hijo.
  • La promoción de medidas como el contacto piel con piel, la lactancia materna, el tratamiento y prevención del dolor y el cuidado del entorno del niño.

A mí esto me hace pensar en “curar cuidando”. ¿Crees que este tipo de cuidados exquisitos tienen efecto sobre la maduración de los bebés no prematuros?
Creo que este tipo de cuidado beneficia a todos los bebés, sean o no prematuros. Los estudios sobre NIDCAP están hechos en bebés prematuros, pues ellos son, por su inmadurez, los de mayor riesgo neurológico. Sin embargo, el bebé que nace a término, pero que está enfermo y tiene que permanecer ingresado en un hospital, deja de recibir los estímulos que necesita para su correcto desarrollo, y el ofrecerle unos cuidados ajustados a sus necesidades, podría favorecerle.

¿Qué opinas de la lactancia en el NIDCAP, juega algún papel, o no hay diferencias comprobadas si todo el resto de atenciones se ejecutan de la misma manera?
Las recomendaciones NIDCAP incluyen múltiples aspectos y la lactancia materna es uno de ellos. La evidencia científica nos dice que los niños prematuros alimentados con leche materna presentan menos complicaciones y tienen un mejor desarrollo neurológico, así que cualquier intervención centrada en el desarrollo del niño prematuro ha de fomentar la lactancia materna.

¿Qué nos contarás del establecimiento del vínculo? ¿Hay evidencia científica para recomendar una atención “amorosa” y no dejar a los niños llorar para que “aprendan” (no sé muy bien qué)?
El apego madre-hijo es un componente fundamental y protector, que ayuda al niño a regular las emociones negativas en los momentos de estrés y angustia. El apego seguro posibilita un mejor desempeño cognitivo y emocional a lo largo de toda la vida. Es por eso importante, que en las unidades neonatales, ayudemos a que esta vinculación, que puede estar dificultada por la situación, pueda producirse.

Muchas grácias, Fátima.

Entrevista a Carlos González, pediatra y escritor

Carlos González participa en el XIV Congreso FEDALMA 2017 en la Conferencia de Clausura.

carlos gonzalez

“La lactancia no es una de esas decisiones que simplemente si quieres lo haces y si no, no. Muchas madres toman su decisión pero no pueden llevarla a la práctica porque no encuentran ayuda eficaz para solucionar problemas”

Carlos González está casado, es padre de tres hijos y abuelo de un nieto. Licenciado en Medicina y Cirugía por la Universidad Autònoma de Barcelona (UAB), especialista en Pediatría en el Hospital Sant Joan de Déu (Barcelona). Fundador y presidente de ACPAM (Asociación Catalana Pro Lactancia Materna) desde 1991, asociación desde donde ha impartido docencia en más de 100 cursos de lactancia para profesionales de la salud. Ha realizado conferencias para profesionales y público general por todo el mundo y colabora con medios de comunicación como la revista Ser Padres, Tu bebé, Mente Sana, Lecturas, el diario Ara, entre otros. Autor de los libros: Mi niño no me come, Bésame Mucho, Manual práctico de lactancia materna, Un regalo para toda la vida, Entre tu pediatra y tú, En defensa de las vacunas, Creciendo juntos, y Lactancia materna, preguntas y respuestas.

Entrevista

La pregunta de rigor, ¿cuándo se despierta tu interés por la lactancia? Y por si a caso, la respuesta no puede ser: supongo que al nacer.

Es el efecto acumulado de varios episodios. Quizás el primero, al comenzar la carrera de medicina. Entré en el último año (o uno de los últimos, no recuerdo bien) sin numerus clausus. La locura. Más de 1200 alumnos en primer curso. A los profesores, por supuesto, sólo los veíamos de lejos. Pero un estudiante de un curso superior, que hacía de ayudante de prácticas de anatomía, estaba orgulloso de su papel y se desvivía por enseñar. En cuanto reunía a seis o siete de primero a su alrededor, nos echaba una arenga sobre las bondades de la lactancia materna.

Si tuvieses una varita mágica con la capacidad de cambiar todo lo que no ayuda para que los niños y niñas disfruten de la lactancia como derecho, ¿en qué orden irías cambiando las cosas que hacen que la lactancia no sea del … 90% al menos?

Creo que lo primero sería mejorar los conocimientos (y el entusiasmo) de los profesionales sanitarios. Hecho eso, las rutinas hospitalarias cambiarían por sí solas. Y luego, a por el permiso de maternidad de tres años.

También convendría hacer cumplir el Código (Internacional de Comercialización de los Sucedáneos de la Leche Materna). Pero el principal problema hoy en día es la financiación de sociedades, congresos y publicaciones profesionales por parte de la industria de leches adaptadas infantiles. Y creo que unos profesionales con conocimientos sobre el tema no aceptarían ese dinero, independientemente de lo que la ley diga o deje de decir. Les parecería tan absurdo como aceptar dinero de la industria tabaquera.

La atención centrada en la persona promueve el respeto por la toma de decisión informada. En lactancia, ¿cuál crees que es el mayor obstáculo para esa decisión bien informada?

Por un lado, por supuesto, la falta de información. Y luego, la falta de ayuda efectiva. Porque la lactancia no es una de esas decisiones que simplemente si quieres lo haces y si no, no. Muchas madres toman su decisión pero no pueden llevarla a la práctica porque no encuentran ayuda eficaz para solucionar problemas como dolor, grietas, escaso aumento de peso… (o peor aún, porque alguien inventa un falso problema con el peso, que era normal).

Llevas muchos años en esto de promover la lactancia, desde el 91, como suele decirse, ha llovido mucho. ¿Qué ha mejorado en lactancia a nivel de los profesionales de salud? Por cierto, te empujó a la creación de ACPAM la Declaración de Innocenti?

El cambio en los profesionales de salud ha sido enorme. Cada vez es más fácil encontrar matronas, enfermeras o pediatras con buenos conocimientos de lactancia materna. Incluso pediatras que han dado el pecho a sus propios hijos durante años. Ya casi no se oye lo de “diez minutos cada tres horas”. Y aunque no todos los hospitales favorecen la primera toma en sala de partos, creo que sería imposible encontrar uno en que la primera toma se retrase más de seis horas. Hace apenas treinta años, lo “normal” en los mejores hospitales de España era la primera toma a las 24 horas del parto, y en algunos a las 48.

En realidad, creo que ACPAM es anterior a la declaración de Innocenti. Creamos una asociación al comprender que difícilmente íbamos a conseguir convencer a los hospitales o a las autoridades sanitarias para que hicieran folletos o cursos sobre lactancia. Una asociación nos permitía tomar la iniciativa, hacer nosotros las cosas sin pedir permiso a nadie.

¿Qué ha mejorado en lactancia a nivel de la sociedad?

El auge de la lactancia materna también ha sido espectacular. Creo que las madres jóvenes no son conscientes de lo que ha ocurrido, cada generación ve lo suyo como “lo normal”. Pero hace apenas treinta años, dar el pecho más de dos o tres meses era una auténtica rareza, y pasar de los seis meses, una heroicidad. Al principio pensaba que la duración de la lactancia aumentaría poco a poco, que conseguiríamos llegar a los tres meses de media, a los cuatro, a los siete… pero no fue así. Fue como descorchar una botella: de pronto las madres empezaron a dar el pecho dos o tres años o más. Probablemente hay como una barrera en los primeros meses; cuando no te detienen las grietas, la desinformación y los malos consejos, luego ya no hay quien te pare.

Y lo más notable es que esa eclosión se produjo de forma espontánea. Apenas empezaba a haber algunos profesionales formados; los hospitales seguían con rutinas obsoletas que dificultaban la lactancia, las autoridades sanitarias no hicieron ninguna campaña, desde ACPAM hicimos algunos carteles y folletos, pero llegaron a muy poca gente. Y apenas comenzaba internet. Pero de pronto empezaron a surgir grupos de apoyo a la lactancia en muchas ciudades. Fue el boca a boca, y las tremendas ganas de dar el pecho que tenían muchísimas madres.

¿Qué supondrá la Propuesta de Resolución llevada al Parlament de Catalunya a la Comisión de Salud respecto a la lactancia materna?

Bueno, vamos a ver. Siempre es un misterio hasta qué punto las buenas intenciones de las autoridades se convertirán en acciones concretas.